Diccionario Financiero

| |

Póliza de crédito

La póliza de crédito es un instrumento de financiación a corto plazo y consiste en una cantidad de dinero que el banco pone a nuestra disposición y vamos disfrutando libremente según nuestras necesidades y con el límite máximo contratado

Es a corto plazo porque se instrumenta con un máximo de cinco años, normalmente se estipulan periodos de una año renovables y el banco tiene la potestad de seguir o no, lo que significa que si compramos un bien de inversión del que esperamos un retorno de diez años y no renovamos la póliza, tendremos una tensión de liquidez que no tendríamos si hubiéramos elegido correctamente el modo de financiarnos. De ahí la importancia de optimizar la financiación y liquidez de la empresa

La póliza de crédito funciona como una cuenta corriente con saldos acreedores a favor de la entidad financiera y liquidaciones mensuales o trimestrales de intereses y comisiones. Puede haber intereses sobre el saldo dispuesto e incluso una liquidación por el saldo no dispuesto, tal y como se establezca en el contrato de póliza

La diferencia respecto del préstamo es que éste supone el reintegro inmediato del importe del principal y se pagan cuotas iguales mensuales de acuerdo con el método de amortización del sistema francés, comprensivo de capital e intereses . Sin embargo, en la póliza de crédito, se pone a disposición del deudor una cantidad de dinero hasta un límite máximo, que se puede disponer o no, se pagan intereses en cada liquidación y se amortiza o se cubre su saldo a su vencimiento. En ocasiones, la entidad financiera permite sobrepasar ese límite

Como ejemplo, se puede contratar una póliza para financiar la diferencia entre el pago a proveedores en treinta días y el cobro de clientes a sesenta o bien si hay estacionalidad en las ventas.

Financiación a largo plazo

Elige el instrumento que más beneficie a tu financiación, a tu fiscalidad y a tu empresa. Tus inversiones exigen un retorno y su compra requiere de un estudio integral.

La financiación a largo plazo comprende un periodo superior a los tres años. Para periodos inferiores tenemos otro tipo de financiación basada en distintos instrumentos.

Cuando hablamos de financiación a largo plazo, hablamos, entre otros, de:

  • Hipotecas, con garantía real sobre un bien inmueble.
  • Financiación ICO, en que parte del riesgo lo asume el estado, a diferencia de la financiación bancaria estricta, en que el riesgo lo asume la entidad financiera íntegramente.
  • Leasing, que financia la compra de un bien a largo plazo bajo el régimen de alquiler, con sus características propias y durante los años establecidos en el contrato.
  • Renting, financiando a largo plazo el alquiler de activos fijos nuevos, según las condiciones del contrato.

La financiación a largo plazo puede tener otros instrumentos como el lease back, capital riesgo, en función de la inversión y la finalidad y necesidad de financiación.

Hipotecas

La hipoteca es un derecho real constituido en garantía de un crédito sobre un bien. Es éste quien responde del cumplimiento de la obligación de pagar en caso de no atenderse. La hipoteca grava los bienes que se han ofrecido como garantía y ésta puede constituirse sobre toda clase de obligaciones, con la responsabilidad ilimitada del deudor, es decir, que responde con sus bienes presentes y futuros para atender la deuda por la cual constituyó la hipoteca. Pueden hipotecarse los bienes inmuebles y los derechos reales enajenables, y otros establecidos en el artículo 107 de la Ley Hipotecaria.

Las hipotecas de empresas pueden ser de bienes que:

  • Posee la empresa, afecto o no a la actividad empresarial.
  • Propiedad de los socios.
  • Bienes que son de un tercero y cede como hipotecante o hipotecante no deudor, en cuyo caso sólo responde ese bien del impago y no el resto de sus bienes.

Con la hipoteca de una empresa, puede pensar en diferentes finalidades:

  • Hipotecas de compra venta, con el objetivo de compran un bien, nave, despacho…
  • Hipotecas de refinanciación, cambiando el acreedor y agrupando las diferentes deudas en una sóla, que al tipo hipotecario y alargando el plazo de la misma, disminuye la cuota y alivia tensiones de liquidez. A su vez, se puede solicitar liquidez adicional si la naturaleza del bien y su valor lo permiten.
  • Hipotecas para mejorar las condiciones que tenemos actualmente.
  • Hipotecas para financiar proyectos empresariales e incluso para conseguir liquidez adicional para evitar tensiones de tesorería.
  • Novación de la propia hipoteca, modificando condiciones actuales, años, importe, interés…

Financiación ICO

El ICO puede financiar 100% de tu inversión en activo fijo nuevo. Como entidad financiera pública, el ICO (Instituto de Crédito Oficial) trabaja de acuerdo al principio de equilibrio financiero. Es ayudado por el resto de entidades financieras y atiende las necesidades que el sistema privado no cubre o lo hace parcialmente.

Esta financiación ICO se destina a personas físicas y jurídicas:

  • Emprendedores.
  • Autónomos.
  • Pymes, tal y como se define en la Comunidad Europea, que es una empresa con los siguientes requisitos :
    • Un número de trabajadores inferior a 250.
    • Una facturación de menos de 50 millones de euros.
    • Un activo no superior a 43 millones de euros.

El ICO tiene diversas líneas de financiación:

  • ICO inversión, para elementos del inmovilizado cuya vida útil es superior a un año y por tanto son objeto de activación en el balance.
  • ICO emprendedores, si inicias un negocio, con un Business plan y una aportación en forma de dinero, bienes o aval que respalden el proyecto.
  • ICO vivienda, para promotores que construyan VPO (Vivienda de Protección Oficial) para la venta o alquiler.
  • ICO Exportación, para quien salga al extranjero a vender sus bienes o servicios, con necesidades tan variadas como pueden ser catálogos en otras lenguas, publicidad, asistencia a ferias, establecer una sede.
  • ICO liquidez, reforzando nuestra financiación a corto plazo , pues debemos financiar a corto plazo lo que sea susceptible de financiar a corto, no dedicando recursos líquidos a financiar elementos del inmovilizado si nuestra generación de recursos no es tan elevada como para soportarlo y sufriendo posteriormente tensiones de tesorería.
  • Otros tipos de ICO, muy concretos de actividades específicas , y otras como son el ICO asesoramiento, donde entra en juego la figura del facilitador financiero, que es una persona contratada por el propio ICO, cuya función es estudiar aquellas propuestas de financiación que ha denegado la banca y que el ICO intentará dar salida.

En función del ICO escogido, tendremos un plazo, un tipo de interés y unas condiciones distintas, las cuales varían cada quincena y son las mismas durante ella.

Leasing financiero

El leasing o arrendamiento financiero es un contrato en el que el arrendador cede el uso y disfrute del bien arrendado a una persona física o jurídica por el tiempo que dura el contrato, pagando éste una renta mensual por el valor del bien, intereses, seguros y gastos que figuran en el contrato de leasing.

Cuando finaliza el leasing, el arrendatario tiene la opción de:

  • Comprar el bien por el valor residual, que acostumbra a ser la última cuota.

  • Dejar de disfrutar el bien y por tanto, devolverlo al arrendador.

  • Renegociar el contrato a un nuevo plazo y condiciones.

De hecho, es una forma de financiación incluso del 100% del valor del bien, con ventajas fiscales importantes para Pymes y una renovación tecnológica constante.

Podemos señalar las siguientes ventajas del leasing:

  • Financiación del 100% de la inversión.

  • Opción de compra por el valor residual, por tanto nos ofrece un buen precio si está en buen estado y nos sigue interesando, habiendo disfrutado ya se las ventajas fiscales, o devolverlo.

  • Sabemos el coste del arrendamiento, pues incluye el mantenimiento y los seguros correspondientes.
  • Incluye el seguro.

  • Figura como mayor valor del inmovilizado en el balance de la empresa.

  • Es un sistema de financiación a largo plazo y como tal, evita descapitalizarnos de recursos y quedarnos sin liquidez.

  • En las Pymes permite un sistema de amortización acelerada, interesante fiscalmente.

  • Los intereses y gastos son fiscalmente deducibles.

  • Evita la obsolescencia técnica y la renovación constante de los bienes.

Inconvenientes del leasing:

  • Coste financiero importante.

  • Si no se va a ejercer la opción de compra, quizá puede ser más interesante el renting, dependiendo de nuestra cuenta de resultados y nuestra fiscalidad.

  • Elevado coste de la cancelación anticipada, entre otras cosas porque la compañía de leasing ha comprado ese bien “ad hoc” para nosotros.

  • El leasing es para bienes de la actividad de la empresa y afectos a ella.

  • Al figurar en el balance, la rentabilidad del negocio empeora los ratios sobre los activos (cosa quizá importante para los gestores de la empresa e intrascendente para sus propietarios).

Renting financiero

El renting es un arrendamiento de activos fijos nuevos durante el tiempo que se estipule en el contrato, normalmente entre 12 y 60 meses, encargándose la empresa de renting del mantenimiento del bien.

Ventajas del renting:

  • Es un instrumento de financiación y no desembolsamos dinero por la compra del bien.

  • La cuota es fiscalmente deducible por ser un alquiler.

  • El pago de la cuota de renting comprende el alquiler (amortización y carga financiera), sus servicios como el mantenimiento y los suplidos que suponen la prima de seguro.

  • Cuota constante durante el arrendamiento.

  • Mejora los ratios de rentabilidad en nuestro balance al no figurar como un bien en el activo.

  • Se traslada la posible siniestralidad al dueño del bien, empresa de renting, que es quien compra.

  • No hay obsolescencia técnica y renovamos continuamente los activos fijos de la empresa y hay renovación tecnológica.

  • No se desembolsan recursos financieros en la compra de un bien.

  • No hay diferencias de criterios a la hora de amortizar, ya que no cabe.

  • No hay opción de compra, pero si se puede renovar el contrato.

  • Si el valor residual del bien se prevé que es elevado al final del contrato, la cuota del arrendamiento es inferior.

Inconvenientes del renting:

  • No cabe la opción de compra, aunque tiene soluciones.
  • Tiene un coste financiero.

  • No somos los propietarios del bien.

  • Alto coste en caso de querer cancelarlo, ya que la empresa de renting ha comprado ese bien sólo para nosotros.

  • No cabe el renting en bienes de segunda mano.

Financiación a corto plazo

Con la financiación a corto plazo, solventa tu liquidez para tu quehacer diario, evita las tensiones de tesorería y busquemos lo mejor para tu empresa

La financiación a corto plazo comprende periodos inferiores a tres años.

Como instrumentos para la financiación a corto plazo, tenemos entre otros:

  • Pólizas de crédito : con las que disponer de tesorería sin estar pendiente de cobros y pagos diarios

  • Líneas de descuento de efectos

  • Financiación de préstamos ICO, que financian el circulante bajo determinadas condiciones.

La financiación a corto plazo puede tomar instrumentos a largo, como el renting o el leasing, si por determinadas condiciones, por ejemplo fiscales, interesa acortar el plazo.

Pólizas de crédito

La póliza de crédito es un instrumento de financiación a corto plazo y consiste en una cantidad de dinero que el banco pone a nuestra disposición y vamos disfrutando libremente según nuestras necesidades y con el límite máximo contratado

Es a corto plazo porque se instrumenta con un máximo de cinco años, normalmente se estipulan periodos de una año renovables y el banco tiene la potestad de seguir o no, lo que significa que si compramos un bien de inversión del que esperamos un retorno de diez años y no renovamos la póliza, tendremos una tensión de liquidez que no tendríamos si hubiéramos elegido correctamente el modo de financiarnos. De ahí la importancia de optimizar la financiación y liquidez de la empresa

La póliza de crédito funciona como una cuenta corriente con saldos acreedores a favor de la entidad financiera y liquidaciones mensuales o trimestrales de intereses y comisiones. Puede haber intereses sobre el saldo dispuesto e incluso una liquidación por el saldo no dispuesto, tal y como se establezca en el contrato de póliza

La diferencia respecto del préstamo es que éste supone el reintegro inmediato del importe del principal y se pagan cuotas iguales mensuales de acuerdo con el método de amortización del sistema francés, comprensivo de capital e intereses . Sin embargo, en la póliza de crédito, se pone a disposición del deudor una cantidad de dinero hasta un límite máximo, que se puede disponer o no, se pagan intereses en cada liquidación y se amortiza o se cubre su saldo a su vencimiento. En ocasiones, la entidad financiera permite sobrepasar ese límite

Como ejemplo, se puede contratar una póliza para financiar la diferencia entre el pago a proveedores en treinta días y el cobro de clientes a sesenta o bien si hay estacionalidad en las ventas.

Líneas de descuento

Una línea de descuento es un producto financiero por el cual el banco nos adelanta el importe de los documentos a negociar, (letras de cambio, pagarés, certificaciones, recibos normalizados…) que tienen un vencimiento cierto, cobrándonos una comisión por ello.

La línea de descuento se firma entre el banco que nos ofrece la línea y nosotros, ante notario y con un límite máximo. Es decir, podremos llevar efectos al descuento hasta que la suma del pendiente sume el máximo que figura en la póliza. En caso de que excedamos el límite, el banco puede arbitrariamente, permitirnos sobrepasarlo, pero eso ocurrirá cuando la calidad de nuestro descuento es buena.

El coste de la línea de descuento está compuesto por una comisión por recibo más unos intereses, que se cobrarán por los días que faltan hasta el vencimiento del recibo, 30 días, 60 o los que sean. Sin embargo, hay una modalidad, llamada forfait, que supone un cobro de intereses superior, pero sin comisiones, que normalmente será más ventajoso que pagar intereses y comisiones, ya que el tipo de interés debería ser muy alto para superior la comisión.

La línea de descuento puede llevar aparejadas unas garantías adicionales, patrimoniales o de otro tipo o bien la propia calidad de los documentos a descontar, la solvencia de las empresas a las que giramos papel o lo que el banco considere suficiente para ofrecernos ese anticipo de dinero.

El funcionamiento del descuento opera de la siguiente manera. Giramos una letra de cambio, recibo, pagaré, certificación a un cliente nuestro. Este tiene la ventaja de no pagar hasta transcurrido el plazo acordado y nosotros podemos actuar de dos maneras. Esperar a cobrar al vencimiento o bien descontar el papel en nuestra línea de descuento, con lo que conseguimos liquidez inmediata a un precio pactado con el banco.

Financiación de Particulares

Cuando hablamos de financiación de particulares, hablamos de personas físicas.

La financiación de particulares comprende, entre otros, de:

  • Hipoteca compra de casa, en sus distintas modalidades, hipoteca puente, hipoteca auto promotor, hipoteca VIP, hipoteca nuevo residente, hipoteca segunda residencia, además de otras finalidades como el pago de estudios, conseguir liquidez o financiar un proyecto empresarial, entre otros.

  • Hipoteca de refinanciación de deudas, que engloba la hipoteca actual con el resto de préstamos de coche, personales, tarjetas y financiación adicional, para resultar una nueva en que pagarás menos y en mejores condiciones. La refinanciación o reagrupación de deudas o créditos, conlleva unos gastos necesarios como son, comisiones de cancelación de cada préstamo, gastos registrales y de constitución de la nueva hipoteca. Sin embargo, nos permitirá organizar nuestras finanzas a un horizonte temporal superior, evitando el ahogo que produce tener varios importes a pagar en poco tiempo y con una mala organización y planificación.

  • Hipoteca para mejorar las condiciones actuales de tu hipoteca.

  • Hipoteca con garantía real de un bien tuyo para financiar un proyecto empresarial.

  • Hipoteca que solucione tus problemas de Asnef, morosidad o situaciones difíciles.

  • Hipoteca inversa, asegúrate tu jubilación disfrutando de tu patrimonio en forma de renta y manteniendo la propiedad.

La financiación de particulares también comprende financiar tus proyectos empresariales, préstamos personales, asesoramiento legal, asesoramiento bancario legal, seguros, Business Angels, etc.

Financiación clientes y proveedores

Solventa los plazos de cobro y pago y dedícate a tu actividad.

La financiación de clientes y proveedores pretende cubrir varios aspectos:

  • Asegurarnos el cobro y además en un plazo razonable.

  • Disponer de la liquidez en el momento necesario para nuestra actividad.

  • Pagar un coste financiero razonable.

  • Nos da una tranquilidad que permite que dediquemos el tiempo a nuestro negocio y en menor medida al aspecto financiero.

Por eso contemplamos tres figuras distintas , el factoring, el confirming y el seguro de crédito.

Cuando hablamos de pagar a proveedores, utilizamos el confirming, dando garantía de cobro a nuestro proveedor y ofreciéndole la posibilidad de anticipar su cobro ante la propia entidad financiera.

El factoring es una figura que nos libera de la gestión de cobro, encomendándosela al factor o empresa de factoring, contrato que contempla la asunción del riesgo de impago o no.

El seguro de crédito permite que la entidad aseguradora nos asegure el cobro de determinados clientes.

Factoring

El factoring es un producto financiero por el que una persona física o jurídica encomienda el cobro de sus facturas o créditos con sus clientes a una empresa o banco, obteniendo financiación inmediata de sus ventas, a cambio de un interés. La insolvencia y sus consecuencias patrimoniales negativas las puede asumir el factor o no, según se pacte en el contrato de factoring.

Decimos que el factoring y el confirming son lo mismo pero a la inversa puesto que una empresa utiliza el confirming para pagar a sus proveedores y el factoring para cobrar de sus clientes.

En el factoring, la empresa que solicita los servicios del factor, le dice el abanico de empresas con las que trabaja, el importe que les factura y plazo de cobro. El factor hace un estudio de sus clientes y le dice cuales acepta y cuales no. Una vez aceptados los términos, la empresa puede descontarse esas facturas a un precio convenido y ahí tenemos las dos modalidades:

  • Factoring con recurso: el factor no asume el riesgo de impago de las facturas y por tanto, en ese caso, la empresa soporta el riesgo y el coste de la devolución.

  • Factoring sin recurso: El factor asume el riesgo de impago y no puede reclamar nada a la empresa e incluso en el caso de haber anticipado el dinero de las facturas, tampoco puede pedir su devolución.

El factoring tiene ventajas e inconvenientes:

  • La ventaja de delegar el cobro a un tercero y olvidarse del coste administrativo de ello.

  • La posibilidad de anticipar el importe de las facturas.

  • Si es un factoring sin recurso, se traslada el riesgo a la empresa factor, mientras que si es sin recurso se ha de asumir el impago.

  • Las ventajas cualitativas de no asumir un riesgo, dedicarse a la expansión del propio negocio y no tener recursos destinados al cobro de las ventas.

  • En el factoring, la política de riesgos del factor es dura, pues normalmente sólo aceptan empresas de una solvencia contrastada, dejando los clientes de más riesgo a su cliente, ahora bien, en caso de factoring con recurso, se avalúa la calidad de la empresa que solicita los servicios del factor para los casos de insolvencia.

Confirming

El confirming es ofrecido por una entidad financiera para facilitar a sus clientes la gestión del pago de sus facturas con el coste añadido de una comisión, pero a su vez, nuestro proveedor tiene la certeza del cobro y la posibilidad de descontarse nuestras facturas sin suponerle un mayor endeudamiento a efectos bancarios.

Se trata de un instrumento financiero que funciona a la inversa del factoring, operando de la siguiente manera :
El confirmado conforma la factura del proveedor, dándole orden de pago al banco en el plazo estipulado y éste le notifica al proveedor que va a cobrar
Al recibir nuestra orden a través del banco, el proveedor sabe que cobrará y a su vez, se le ofrece la posibilidad de descontarse ese importe a cambio de una comisión e intereses

Este cobro, tiene para el proveedor la seguridad del banco, ya que es éste quien asume el riesgo, no reclamando nada al proveedor que ha descontado la factura

Ventajas del confirming :

  • Para el confirmado son, olvidarse de la gestión del pago a proveedores, eliminando el coste administrativo y de llamadas de reclamación, así como prestigio y seguridad al proveedor.

  • El proveedor se asegura el cobro, se puede descontar las facturas sin consumir crédito bancario y disminuye el riesgo de sus ventas.

Seguro de credito

Es un seguro por el cual una empresa aseguradora, garantiza a la tomadora del seguro y asegurada, el pago de una indemnización por las pérdidas que experimente como consecuencia de la insolvencia de sus deudores, clientes de su negocio , con los límites y en los términos pactados en las condiciones de la póliza.

Debemos diferenciar si es un seguro de crédito interno o externo. Si es interno, tiene un crédito de un 75 a un 80% del crédito y cuando es un seguro de crédito a la exportación puede llegar al 85%.

La diferencia hasta el 100% lo soporta el asegurado, corriendo a cuenta de la aseguradora la mayor parte del riesgo y el asegurado pierde ese 15 ó 25% como condición indispensable para contratar el seguro.

Ese riesgo que corre la aseguradora supone que el coste es elevado y en segundo lugar, selecciona muy bien los clientes a los que asegura

La actividad mercantil propia de la empresa supone la venta a crédito y por tanto, el riesgo inherente, que se puede cubrir en parte con el seguro de crédito, lo que supone:

  • El coste del seguro de crédito, que es elevado.

  • No evitan la expansión del negocio por facilita de liquidez.

  • Los clientes morosos no suponen un trabajo adicional, pudiéndonos dedicar a nuestro negocio.

  • No tendremos un departamento de cobro de morosos.

  • No falta liquidez y por tanto no hay desequilibrios.

  • Como inconveniente, el seguro de crédito se concede en la práctica, sobre empresas con alta solvencia, es decir, empresas de las que esperamos el cobro, haya o no seguro.

  • Se cobra de la compañía aseguradora pero se cobra tarde, sufriendo realmente consecuencias en nuestra liquidez, aunque sea temporalmente, ya que la declaración de insolvencia viene por resolución judicial firme y supuesto difíciles de darse y no paga al asegurado hasta que han pasado seis meses desde que se comunica a la aseguradora el impago, pagando ésta el 50% del riesgo asumido y con carácter de provisional.

Equilibrio y coherencia financiera

¿Tengo la financiación necesaria para mi empresa? ¿Financio el largo plazo con productos a corto? El equilibrio y coherencia financiera en nuestra actividad económica es fundamental.

Analizamos la solvencia y capacidad financiera, el orden de los instrumentos financieros y que éstos se adecúen a las necesidades de la empresa, planificando para conseguir holgura y tranquilidad en el área económica al menor coste.

Cuando contratamos financiación, debemos mirar no sólo la satisfacción de tenerla, sino que tenga coherencia financiera, es decir, que el vencimiento de los plazos no desajuste nuestra tesorería y que sea escalonada en el tiempo.

Si conseguimos tres préstamos en un año, que los pagos sean acordes a los ingresos que nos producen, y que su vencimiento final no sea de los tres en dos años, por ejemplo, ya que eso nos hará devolver principal e intereses en el corto plazo y seguramente no habremos generado recursos suficientes para su devolución.

Por tanto, el concepto de equilibrio y coherencia financiera, nos advierte de la lógica propia de la devolución de los créditos, de financiar inversiones con instrumentos financieros a largo plazo y la liquidez y las tensiones de tesorería del momento con pólizas de crédito o lo que mejor se avenga en cada momento.

Plan de viabilidad y Análisis de inversiones

¿Te interesa realizar ciertas inversiones?, ¿puede tu empresa asumirla?, ¿cuenta con el instrumento financiero adecuado para adquirirla?, ¿es una inversión rentable, tendré retorno de los fondos aportados?
El análisis de inversiones consiste en evaluar la rentabilidad de nuestras decisiones de inversión. Previa a la decisión debemos tener elementos de juicio que nos ayuden a decidir.
¿Cómo analizaremos nuestra inversión?
En primer lugar veremos que desembolso supone, si lo financiamos al contado o mediante leasing, renting, préstamo o lo que decidamos.
En segundo lugar, los flujos de caja que nos supondrá o estimamos que nos reportará y los beneficios que supone.
El análisis de inversiones aborda las siguientes cuestiones:

¿Descapitaliza la inversión?
¿Nos hará bajar el precio de nuestras mercancías para colocar el stock?
¿Nos supone aumentar el personal de la empresa?
¿Nos da el banco la financiación?
¿Debemos aumentar nuestro circulante para soportar más stock?
¿Qué gastos fijos adicionales nos supone, y variables?
¿Tenemos un VAN positivo (valor actual neto) y el TIR (tasa interna de rentabilidad)?

En definitiva, el análisis de inversiones requiere un estudio global de la situación de la empresa, las consecuencias de nuestras decisiones y que sean acertadas, pero para ello, debemos contar con las herramientas necesarias para decidir y eso es información.
Los estudios de viabilidad se refieren a lo mismo que el análisis de inversiones, sólo que en este caso, enfocado a viabilidad de negocios, locales, unidades de negocios y supone entrar en estudio integral de causa efecto. El estudio de viabilidad es un elemento indispensable para no equivocarnos antes de empezar.

Business Plan

El Plan de Empresa o Business plan es un documento que identifica, describe y analiza una oportunidad de negocio, examina la viabilidad técnica, económica y financiera de la misma, y desarrolla todos los procedimientos y estrategias necesarias para convertir la citada oportunidad de negocio en un proyecto empresarial concreto.

Te ayudamos a elaborar tu Business plan o lo hacemos por ti.

A partir de los datos que nos facilitas y el objetivo que tienes, preparamos un estudio exhaustivo en que analizamos la conveniencia o no de realizar un negocio, tu nos dices qué quieres que comprenda el Plan de Negocio y qué aspectos debe incluir.

Estudiamos tu competencia, la demanda en el mercado de tu producto, hacemos un estudio DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) , incluso te podemos proponer cuáles son en nuestra opinión tu forma de vender, qué marketing debes emplear , canales de venta, marketing mix.

En el Plan de empresa o Business plan, también estudiamos el aspecto financiero, cómo debe financiarse tu empresa, a corto plazo en aspectos de tesorería o a largo para financiar inversiones.

También consideramos cuál puede ser el capital inicial, analizamos el retorno de la inversión a través de flujos de caja mediante previsiones de tesorería y llevando estos flujos a valor actual (VAN, valor actual neto) y analizando el retorno de la inversión con la tasa de rentabilidad (TIR, tasa interna de rentabilidad), que nos calcula qué tipo de interés sacaremos a los recursos invertidos

Estudiamos si te conviene una forma jurídica personalista o societaria, sus consecuencias fiscales y tributarias, de responsabilidad, contractos de trabajo, todo lo que nos pidas. Contamos con abogados y economistas para completar el Business Plan.

El Plan de Empresa o Business Plan puede ser tan detallado como tú quieras y abarcar aquellos aspectos que consideres oportunos.

Asesoramiento Bancario Legal

El asesoramiento bancario legal es fundamental para defender tus intereses ante la banca y ante el Banco de España, contamos con asesores jurídicos que no te dejarán indefenso y harán que tus derechos sean una realidad.

La letra pequeña , junto con el lenguaje financiero y jurídico, nos hace firmar documentos que la banca nos pone delante sin entender ni tener la seguridad de qué firmamos y es por ello que debemos contar con un asesoramiento bancario legal que nos de tranquilidad.

Contamos con asesores jurídicos que defenderán tus intereses ante el propio banco o caja y en su caso interpondrán una reclamación previa ante la propia entidad y ante el Banco de España, si no se atienden nuestras peticiones.

Nos encontramos con instrumentos financieros como SWAPS (intercambio de bienes a futuros a un precio fijado previamente) o imposiciones a un plazo de tiempo e indexadas con valores de acciones, en que la banca no nos deja rescatar sin explicaciones y a veces, formalmente mal instrumentado y es ahí donde debemos acudir al asesoramiento bancario legal para defender nuestros intereses.

Due Diligence

La Due Diligence es un estudio, una investigación detallada de las diferentes áreas del negocio que una persona quiere adquirir o estudiar, con el objeto de conocer profundamente aquello que quiere comprar, con el consentimiento y la ayuda del vendedor.

Al realizar la Due Dillence o “Diligencias” de un negocio, se abarcan diferentes áreas del negocio:

  • Aspectos fiscales, como son la forma societaria, el riesgo que se asume de una u otra forma, contingencias fiscales.

  • Laboral, contratos de los trabajadores, competencias del personal, contingencias con la Seguridad Social, posibles bonificaciones.

  • Contable, si se audita o no la empresa, si hay pérdidas a compensar, si los libros son el fiel reflejo de la situación económica y patrimonial de la empresa.

  • Marketing, canales y fuerza de venta, precio, mercado natural, competencia, segmento.

  • Financiera, correcta estructura financiera, si el corto se financia con instrumentos a corto plazo y el largo a largo plazo, si avalamos o no, posibles refinanciaciones, trabajar con uno u otro banco, posibilidades de subrogación y costes de amortización anticipada.

  • Otros aspectos de tipo cuantitativo o incluso cualitativos a la hora de comprar o no una empresa.

La Due Diligence es absolutamente indispensable para decidir la compra o no de un negocio, pues aunque el riesgo siempre existe, la información que nos da la Due Diligence, nos ayuda a decidir y negociar aquellos aspectos que nos gustan o no de la empresa y saber en qué situación se encuentra, porqué se vende y si la decisión es acertada y conveniente.

Estrategia Fiscal

La persona considera las posibilidades que le ofrece el sistema impositivo para la reducción de la carga tributaria, así como la elección de la forma jurídica correcta para arriesgar lo mínimo posible su patrimonio y su responsabilidad personal y empresarial.

En la estrategia fiscal se estudian factores como son, entre otros:

  • La elección de la forma jurídica necesaria para realizar mi actividad, ya bien sea persona física o jurídica a efectos de riesgo patrimonial y responsabilidad personal.

  • La diferencia de tributación que supone una forma u otra.

  • La separación del patrimonio afecto a la actividad del riesgo propio del negocio o la conveniencia de tenerlo junto.

  • Acogernos a las distintas posibilidades de desgravaciones, deducciones.

  • Las posibles contingencias fiscales.

Una correcta estrategia fiscal orientada a objetivos nos permitirá trabajar sin sorpresas.

A modo de ejemplo, se puede producir el siguiente caso:

Imputamos un exceso de gasto para no pagar impuestos, cosa contraproducente para solicitar financiación a la banca. Sin embargo, podemos conseguir el mismo efecto impositivo si con planificación y estrategia fiscal, nos acogemos a bonificaciones y deducciones contempladas en la ley y anualmente en la ley de presupuestos del Estado, como pueden ser deducciones por reinversión o por contratación de personal.

Capital semilla, Business Angels, Capital Riesgo

El inversor ángel o Business Angel es aquella persona que aporta fondos a un negocio inicialmente a cambio de una posible rentabilidad en un término determinado y asegurando su salida de la sociedad, ya que sólo realiza una inversión financiera.

La entrada de inversores externos tiene como finalidad rentabilizar su inversión. Normalmente se invierte en sectores estratégicos y que consideran tienen una rentabilidad superior a la media.

Estas inversiones tienen distintas fases :

  • Capital semilla o Business Angels, que entran al inicio de la empresa, en el momento de su fundación, cuando el proyecto está empezando.

  • Capital riesgo: Normalmente es un momento posterior al Business Angels, es un estadio siguiente, en que la empresa ya funciona y necesita una inyección económica para seguir creciendo.

Cuando hablamos de capital semilla o Business Angels, se debe presentar un Plan de negocio o Business plan perfectamente estudiado, pues normalmente explicaremos y defenderos nuestro plan de negocio ante un foro de inversores que estudiarán la posibilidad o no de invertir en nuestro negocio y por ello, deben creer en la rentabilidad del negocio, nuestra capacidad para gestionarlo y que facilitemos una salida del inversor que le sea favorable y rentable.

El siguiente estadio, capital riesgo, nos encontramos ante empresas ya maduras, con un recorrido y aquí acostumbran a entrar empresas dedicadas a la compra de estas participaciones, con el único objetivo de financiar el crecimiento de la empresa y una vez la empresa ha ganado valor, venderla a quien se acuerde.

Previous

Créditos rápidos: Dinero en 15 minutos

Ventajas de una mudanza en Sevilla con Guardamuebles

Next