El coche GNC

| |

En una sociedad preocupada y cada vez más concienciada con el medio ambiente, los coches híbridos se erigen como una de las principales soluciones para viajar de forma sostenible. Sin embargo, en este contexto existe aún un gran desconocido para la mayoría de la población: el coche GNC. Los vehículos GNC (Gas Natural Comprimido) son una modalidad creciente dentro de los coches híbridos por las ventajas que ofrecen.

Se trata de coches formados por dos depósitos: uno convencional y uno de gas. De esta forma, el automóvil puede alimentarse de ambos y dicha combinación, conlleva una disminución notable de los costes; el GNC resulta hasta un 35% más barato que el gasoil y alrededor de un 60% más económico que la gasolina.

Es cierto que al ser una tecnología nueva, son aún pocos los puntos de repostaje habilitados en el mapa nacional, en comparación con los de carburante convencional. Sin embargo, lo que en principio podría parecer una carencia, se soluciona fácilmente con la doble alimentación de su motor; en caso de acabarse el gas antes de llegar a una estación de servicio, el motor activa el funcionamiento con gasolina, con lo que no supone un impedimento en viajes largos.

Además, llevan la etiqueta ECO que los categoriza como respetuosos con el medio ambiente y evita al conductor tener que ceñirse a las restricciones de la ciudad en periodos de alta contaminación. Esto supone una clara ventaja de presente, pero es sobre todo, una apuesta segura de futuro.

En definitiva los coches GNC se presentan como una alternativa fiable y cómoda. Es por todas sus prestaciones que Volkswagen está apostando ya por esta nueva tecnología que promete quedarse.

Previous

Adiós Shanghai de Ángel Wagenstein

Smart cities series: Melbourne

Next