Cómo elegir un buen suplemento de omega 3

| |

La importancia de los omega 3 a menudo domina los titulares de los mejores blogs y revistas de nutrición, y menos mal: los alimentos como el salmón, la caballa y las nueces son ingredientes cruciales para una salud óptima, ya que su alta densidad de ácidos grasos esenciales omega 3 viene con una serie de beneficios para la salud.

El omega 3 cuenta con propiedades beneficiosas para el corazón, la salud de los huesos, el alivio de la ansiedad o la depresión, le correcta función cognitiva o mejorar el estado de ánimo.

Por otro lado, estos ácidos grasos son esenciales para el correcto funcionamiento de la visión, y se pueden tomar a cualquier edad (también hay suplementos de omega 3 especialmente pensados para los más pequeños de la casa).

Sin embargo, obtener los omega 3 adecuados únicamente de los alimentos puede ser una tarea difícil para algunos, especialmente para aquellos que siguen una dieta restrictiva autoimpuesta o médicamente recomendada.

Al mismo tiempo, saber qué suplemento de omega 3 escoger puede suponer todo un desafío. Por ejemplo, algunos de estos suplementos (y debido a su composición a base de aceite de pescado), pueden dejar un regusto desagradable cuando se digieren en nuestro estómago.

Teniendo en cuenta esto, a continuación te facilitamos la información necesaria para elegir un suplemento de omega 3 de calidad y del que poder aprovechar sus beneficios.

1. Leer la información del producto

Uno de los primeros pasos a la hora de escoger el suplemento correcto de omega 3 es saber, exactamente, qué es lo que te aporta.

EPA y DHA son los dos ácidos grasos omega 3 más comunes, y es importante saber la cantidad exacta que contiene el suplemento (suele venir reflejado en miligramos o Unidades Internacionales)

A tener en cuenta: la Sociedad Internacional para el Estudio de los Ácidos Grasos y los Lípidos (EE.UU.) recomienda una dosis de 650 miligramos de EPA y DHA para adultos.

Sin embargo, estas cantidades rara vez se enumeran claramente en el envase. En cambio, tendrás que sumar las cantidades de EPA y DHA para determinar su dosis real.

Los mejores productos a base de omega 3 del mercado cuentan con información específica de su contenido exacto, por lo que esto puede ser un buen indicador de que el producto que vas a adquirir es de fiar.

También te puede interesar: los mejores suplementos naturales de omega 3, NuaDHA 1000.

2. Escoge una marca de calidad

Como informa U.S.News & World Report (EE.UU.): «Los aceites de pescado no son diferentes a cualquier otra categoría de
suplementos dietéticos regulados de manera laxa, propensos a declaraciones de etiqueta y contaminación imprecisas».

De hecho, según se indica en el reportaje, las pruebas recientes de 30 productos líderes de aceite de pescado por un laboratorio independiente mostraron que el contenido promedio de omega 3 varió en un 24% en comparación con su reclamo en la etiqueta, aunque los productos individuales variaron de tener 50% menos a 90% más de lo prometido.

En otras palabras, es importante seleccionar productos de aceite de pescado que estén etiquetados con un sellado que certifique su calidad y que se sometan a rigurosas pruebas para evitar la presencia de toxinas o contaminantes provenientes del pescado.

El etiquetado de calidad confirma la veracidad de los ingredientes de la etiqueta y asegura que el producto no contenga ingredientes potencialmente nocivos, lo que nos lleva a nuestro siguiente punto:

3. Solo productos que hayan sido testados de manera independiente

La certificación de terceros en el envase de un suplemento, por ejemplo, de BSCG Drug Free o USP Verified, confirma que el producto ha sido probado independientemente para asegurar su pureza, frescura e ingredientes.

También verifican que las instalaciones de fabricación y almacenamiento cumplan con los requisitos de buenas prácticas de fabricación.

4. El recubrimiento entérico

Los consumidores modernos estamos de suerte, ya que en estos momentos se pueden encontrar suplementos de omega 3 en diferentes formatos, ya sea en cápsulas, líquido, cápsulas blandas o gominolas.

Si te decides por las cápsulas, asegúrate de que estén envueltas en un recubrimiento entérico, una barrera de polímero que ayuda a evitar que la cápsula se desintegre hasta llegar al intestino delgado, evitando así el desagradable regusto a pescado mencionados anteriormente.

5. Productos sostenibles

La mayor parte de los suplementos de omega 3 proceden del aceite de pescado, lo que puede causar una contradicción en tiempos de sobrepesca.

Por este motivo, es recomendable optar por productos que cuenten con Certificado de Pesca Sostenible, un medidos estándar para determinar si los productos se han elaborado mediante un sistema responsable y sostenible de pesca.

6. Asegúrate de que esté en buen estado

Optar por una marca de buena reputación que utiliza prácticas de sostenibilidad y cuyo producto ha sido probado por terceros debe garantizar seguridad.

Sin embargo, los suplementos de omega 3 compuestos de aceite de pescado están sujetos a ranciedad debido a la oxidación. Los aceites rancios no solo tienen un sabor super desagradable, sino que también pueden ser dañinos para nuestro cuerpo.

Si el suplemento sabe o huele mal o a pescado (lo sabrás enseguida), deséchalo o devuélvelo a la tienda donde lo has
comprado. Y cuando encuentres un suplemento que cumpla con tus requisitos, mantén su tapa bien cerrada, guárdalo en el
refrigerador y controla su fecha de vencimiento.

7. También hay suplementos veganos de omega 3

Si llevas un estilo de vida vegano, debes saber que también existen suplementos de omega 3 libres de aceite de pescado.

La falta de omega 3 es una carencia muy común en personas con alimentación vegetariana o vegana que no ingieren la cantidad suficiente de ácidos grasos de procedencia vegetal.

El omega 3 de origen no animal procede de las microalgas y no contiene pescado, marisco ni derivados animales.

Sea cual sea el producto que finalmente decidas comprar, debes tener en cuenta que la mejor forma de adquirir la cantidad de omega 3 que nuestro cuerpo necesita es a través de la dieta.

Las espinacas, las coles de bruselas, el brócoli, las semillas de lino e incluso la albahaca son algunas de las opciones para llenar tu plato con este nutriente tan esencial.

Previous

Cómo afecta el cloro de las piscinas

Consejos de abogados de divorcios en Sevilla

Next

1 comentario en “Cómo elegir un buen suplemento de omega 3”

  1. Gracias por la info. A mi me suele dar respeto el omega 3 por el tema de los metales pesados, pero ya estoy viendo que los suplementos de ahora vienen con certificados de pureza y eso, es buen indicativo.

    Responder

Deja un comentario