¿Qué abogado necesito para divorciarme?

| |

Puede que estés en esa situación tan delicada e incómoda que suele ser plantearse siquiera un divorcio. Sabemos que esa situación es muy estresante y que supone desafíos psicológicos importantes. Por ello queremos ayudarte en el tema legal, en este artículo te traemos todo lo que necesitas saber sobre los abogados que se encargan de los divorcios.

En ocasiones los matrimonios se rompen porque es la mejor para alguna de las partes de la pareja, para ambos o para los posibles hijos de la unión. En definitiva, eso es lo que supone un divorcio, que cada cual haga vida por separado para poder rehacerlas (si es lo que se desea) de forma independiente.

Antes de divorciarte te recomendamos que leas este post.

Los divorcios suelen ser más largos de lo que se querría (aunque se han acortado muchísimo los plazos respecto a hace unos cuantos años). Este proceso suele ser, aunque hay casos en que no es así, doloroso, queramos o no.

Una forma de disminuir la presión es contar con el asesoramiento de un profesional especialista en divorcios que nos apoye y ayude a defender mejor nuestros intereses, en un momento vital en el que animicamente podríamos no estar al cien por cien.

Entonces ¿cual es el abogado que se necesita para divorciarse? Sería un abogado matrimonialista, pero vamos a ir un poco más allá.

¿Por qué es necesario contar con un abogado matrimonialista?

El derecho matrimonial y familiar incluye una serie de aspectos legales y jurisprudencia que requiere de auténticos especialistas que estén totalmente al día y que cuenten con una experiencia en este tipo de casos.

Lo habitual es que un abogado matrimonialista trate de agotar todas y cada una de las vías de negociación, para que llegue a haber un acuerdo amistoso que contente a ambas partes. Un pacto de este tipo siempre será más beneficioso para las partes que un procedimiento judicial.

Pero este caso no es el más común. Existen divorcios de mutuo acuerdo, en el cual el convenio regulador ya está discutido y aceptado por ámbos cónyuges. En el caso de que esto no sea así, ambas partes deberán defender sus derechos frente a un juez.

Aspectos que suelen discutirse

Entre los aspectos que suelen ser más importantes a la hora de llegar a un acuerdo dentro de un divorcio suelen destacar los siguientes:

  • Atribución del uso del domicilio.
  • Indemnizaciones por trabajo.
  • Liquidación del régimen económico matrimonial.
  • Pensión por alimentos.
  • Pensión compensatoria.
  • Régimen de custodia.

Hay que entender que las leyes son un ente “vivo” y que cambian con mucha asiduidad, por ello recomendábamos antes que fuese un abogado especialista el que te acompañe en este proceso.

¿Conoces el acuerdo de guardia y custodia compartida?

Es un acuerdo al que deben llegar ambos cónyuges para conseguir el bien común de la relación parental.

Dentro de este acuerdo han de afrontarse aspectos tan importantes como estos:

  • Dónde van a vivir los hijos de manera habitual. Al ser una custodia de tipo compartida, se deberían tener una serie de reglas que establezcan inequívocamente cual de los cónyuges se hará cargo de los hijos en cualquier circunstancia que se nos pueda ocurrir (cambios de residencia, horario de trabajo, vacaciones y un largo etcétera). 
  • Va bastante de la mano del punto anterior: las tareas cotidianas respecto a los hijos que cada progenitor hará. Es algo que a veces no se tiene en cuenta y puede llevar a conflictos. ¿Quién los lleva al médico? ¿Al colegio? ¿A actividades extraescolares?
  • Cómo y dónde se harán los cambios de guarda. En el caso en el que los padres residan cerca y haya buena relación no debería haber grandes problemas, si bien esa no es la situación más común. Pueden darse caso de cónyuges que vivan en lugares muy lejanos el uno respecto al otro. En ese caso puede pactarse quien llevará/acompañará en el viaje a los hijos.
  • Régimen de comunicación con los hijos en períodos en que ese progenitor no sea el que los cuida.
  • Régimen de estancias de los hijos en fechas señaladas. Este es otro aspecto que en ocasiones se obvia y que puede desencadenar graves discusiones. Festividades como cumpleaños, navidades, etc, han de estar perfectamente organizadas para que ninguno de los cónyuges salga perjudicado.
  • Acuerdo de tipo formativo, en el cual se llegue a una serie de pactos en cuanto al tipo de educación, colegio, actividades extraescolares o de tiempo libre. Ambas partes deberán acordar cual será la línea general a seguir.
  • La forma de informar a la otra parte de informaciones relativas al hijo:
    • Información de Salud
    • Información Educativa

En los últimos años un aspecto tan aparentemente trivial como las redes sociales han tenido una cierta relevancia, dándose casos de progenitores que no quieren que el otro cónyuge muestre y comparta imágenes del menor en las redes sociales del adulto. No está de más en una situación como esta dejar ya el tema más que planteado, digamos que zanjado. Todo lo que sea llegar a acuerdos previos en un proceso de divorcio es algo fundamental para el bienestar de los hijos y para evitar problemas posteriores.

Disponer de un abogado es primordial para estar correctamente asesorado, aunque sepamos que se va a llegar a un acuerdo cordial. El conocimiento en profundidad de nuestros derechos es algo fundamental para no perder en ningún acuerdo.

En resumen, una separación, un divorcio, son un camino arduo, incómodo y en el que hay que ser lo más frío posible. Tenemos que ser conscientes de nuestros derechos y obligaciones y hacerlos valer. ¿Qué mejor forma que contar a nuestro lado con un profesional del derecho que nos pueda ayudar a gestionar esta situación?.

No lo dudes, si estás pensando en divorciarte, pásate antes a consultar a un abogado matrimonialista, verás como es la mejor decisión que puedes tomar. Lanzarse sin tener claro las consecuencias y cómo vamos a afrontarlas es un error que no debemos permitirnos cometer. Los abogados matrimonialistas de tu ciudad te ayudarán a hacer del divorcio algo de lo que ni te acordarás dentro de unos pocos años.

Previous

Reparación de Calderas

La era 2.0, nuestra Gran Oportunidad

Next