Qué son las encías retraídas

| |

Las encías retraídas, se trata de una afección bucodental que trata de una pérdida de tejido de la encía y que puede llegar a poner al descubierto la raíz de los dientes, siendo esto un paso previo a la pérdida de la pieza dental. 

La acumulación de la placa bacteriana, puede ser uno de los diversos motivos que causan esta afección. Como sabemos, la acumulación de placa puede desencadenar una periodontitis o gingivitis.

Otro motivo que puede originar este problema es un cepillado demasiado agresivo, o incluso un cepillo con una dureza excesiva, puede producir una pérdida progresiva de la encía. 

Siempre te recomendamos que visites a un profesional como Dental Company para que te orienten.

Y también los traumatismos, provocados por accidentes o incluso practicando algún deporte, puede fomentar la retracción de la encía.  

Otros causantes pueden ser la edad, el estrés, problemas en el sistema inmunológico, o la propia genética, puede fomentar la pérdida de tejido en la encía. 

Son muchos los síntomas que nos pueden llevar a pensar que algo pasa con la salud de nuestra encía. En el caso de tener alguno de ellos, lo ideal es acudir a nuestra clínica dental de confianza para poder encontrar el origen de dicho problema y poder buscar una solución a la menor brevedad. Los síntomas más comunes en los pacientes que padecen retracción en las encías son los siguientes: 

  • Una sensibilidad excesiva al frío y al calor. 
  • Inflamación, enrojecimiento de las propias encías. 
  • Un mal aliento persistente. 
  • Caries dentales. 
  • Pérdida de la masa ósea que soporta el diente o la pérdida paulatina de la encía. 
  • Dolor dental por una infección.

No solo es un problema de salud, sino que también puede llegar a ser un problema estético. Como sabemos todos, la mejor prevención para cualquier enfermedad bucodental es mantener unos buenos hábitos en la higiene de nuestra cavidad bucal. Pero en caso de que esto ya no sea suficiente, deberemos de buscar al tratamiento más avanzado. Para poder dar solución a esta enfermedad, se pueden utilizar varias técnicas, incluso llegando a poder ser necesario el injerto de encías, pero antes de nada se debe eliminar el desencadenante de la retracción de encías. Por poner un ejemplo, si la retracción del paciente es originada por un cepillado con una excesiva agresividad, lo primero que debemos de corregir es esa forma de cepillar los dientes, para poder restablecer de forma natural las encías, o sino para restablecer para poder no acrecentar este problema aún más. pero en demasiadas ocasiones esto no es suficiente para corregir el problema, y hay que realizar el injerto de tejido blando en las encías para poder recuperar su forma o consecuencia, no solo por el aspecto estético, sino también por el problema tan grave que es de salud.  

Si empezamos a sentir algún tipo de molestia, como es normal, deberemos de acudir a nuestra clínica dental, ya que el odontólogo será quien mejor pueda analizar de forma detallada el problema, podrá asesorar para cuidar las encías y recuperarlas dando con el origen del problema, y en la caso de que no haya otra solución ver qué técnica quirúrgica es la más apropiada. 

Previous

Beneficios de las luces led

Todo lo que quieras saber sobre el ayuno intermitente

Next